Virtualización y Cloud Computing

Transición de IPv4 a IPv6

Las diferentes aplicaciones y servicios de la red que utilizamos diariamente, ya sea en local o a través de Internet (correo electrónico, navegación, aplicaciones de gestión, impresoras) utilizan para comunicarse el protocolo IP (Internet Protocol).

Actualmente está en uso la versión 4 de este protocolo, que utiliza direcciones de 32 bits (4 grupos de 8 bits cada una), las cuales se han de asignar a los dispositivos que han de acceder a una red. Estas direcciones se dividen en dos grandes categorías: privadas (las que se utilizan internamente en una red, por ejemplo 192.168.1.1) y públicas (las asignadas por un proveedor de Internet, por ejemplo 213.170.44.213).

En total IPv4 dispone de 2^32 direcciones (4.294.967.296) y, debido al aumento creciente del uso de Internet, en menos de un año no quedarán direcciones IP públicas versión 4 disponibles para asignar.

Para solucionar este problema, el organismo encargado de generar los estándares de los protocolos de Internet (IETF Internet Engineering Task Force) ha diseñado una nueva versión de este protocolo: IPv6, la cual utiliza direcciones de 128 bits, que aumenta el número de direcciones disponibles a 2^128 (340 sextillones).

Esto significa que gradualmente se tendrá que ir migrando todo el sistema actual de IPv4 a IPv6, pero durante un tiempo de transición estas dos versiones tendrán que convivir conjuntamente. Algunas grandes empresas y Administraciones Públicas ya han empezado a adoptar la versión 6 del protocolo IP, pero manteniendo la versión 4 anterior.
Para prepararse ante este cambio el primer paso a realizar es revisar a fondo la red empresarial, no sólo dispositivos, sino también aplicaciones, para comprobar las compatibilidades a la hora de trabajar con el nuevo protocolo. Internamente los Sistemas Operativos y Aplicaciones han de soportar el nuevo protocolo, así como el resto de dispositivos: impresoras, teléfonos IP, dispositivos de videoconferencia,… Los routers de acceso a Internet también deben preparase para soportar IPv6, la mayoría deberían poder adaptarse mediante una actualización del firmware que proporcione el fabricante del dispositivo.

Una vez analizada la red se ha de diseñar un plan de migración por etapas, teniendo en cuenta que es posible tener soluciones puntuales de doble protocolo e incluso soluciones intermedias de traducción, que pueden hacer más fácil la transición.

El Ministerio de Industria ha publicado una web sobre IPv6 que se puede consultar en la siguiente dirección: http://www.ipv6.es. En el Blog de Cadinor ampliaremos está información en próximas publicaciones para ayudar a nuestros clientes ante este cambio tan importante, aunque no por ello traumático, así que animamos a todos los lectores a plantear las dudas que se puedan presentar para intentar resolverlas entre todos.

By | 2017-02-15T17:57:16+00:00 14-06-2011|Networking|